viernes, 22 de enero de 2016

81º ASALTO: EVOLUCIÓN (SELECCIONADO EN LA MICROBIBLIOTECA)


EVOLUCIÓN

(A todos mis amigos runners o
corredores, o como se diga)

Un hombre empuña una lanza y empieza a correr tras un ciervo que, ajeno a lo que pasa a su alrededor, pasta en el campo. El ciervo huye y el hombre lo persigue por el bosque, alejándose de su cueva, hasta la calzada de piedra y los campamentos romanos que se han instalado en el valle. Continúa corriendo por los trigales, ante la mirada incrédula de los campesinos; por los prados repletos de cuerpos mutilados, bajo las dentaduras de los castillos que se adueñaron del paisaje. Corre, alzando su azada para enfrentarse a los franceses; en paralelo al ferrocarril que las minas y la revolución industrial trajeron consigo; tras las huellas de los poetas que huyeron de la guerra y el hambre. Y sigue corriendo, atraído por el humo de las fábricas y las luces de las ciudades; corre al salir de la facultad, con los libros bajo el brazo, para alcanzar a la chica del abrigo rojo; corre delante de los grises, empujado por sus ideales; corre por los pasillos del hospital para ver nacer su hijo.
Y corre por el placer de correr, con un dorsal grapado a su estómago, por un bosque, donde un día, ya lejano, comenzó a correr, tras un ciervo que pastaba en el campo.

Este microrrelato ha sido seleccionado en diciembre en el concurso de La Microbiblioteca.

La ganadora del mes en castellano fue Asun Gárate con su Instinto Maternal y en catalán Imma Torné Sans con L’abellot.Podéis leerlos aquí.

En castellano también fueron seleccionados Amor Chacinero, de Miguel Ángel Flores, Parte Médico de Joaquín Valls y La familia es primero de Kalton Harold Bruhl.Podéis leerlos aquí.
 
Estoy muy feliz de colarme de nuevo en La Microblioteca y hacerme un huequecito en su libro.
 

 

jueves, 26 de noviembre de 2015

10 LIBROS QUE LEERÍA SOLO POR EL TÍTULO


Hace poco charlaba con un amigo sobre títulos y sobre lo difícil que es lograr dar con un buen título. He recopilado algunos de los que, por un motivo u otro, me gustan más. Que conste que hablo de títulos, no de libros. 

La insoportable levedad del ser (1984)
Milan Kundera
  ¿Se puede ser más contundente, original y profundo en 5 palabras? Un título imitado hasta la extenuación.
 
 




 Primavera con una esquina rota (1982)
Mario Benedetti
 Solo a un poeta se le podía ocurrir un título así para una novela sobre Uruguay, la dictadura y el exilio.

 



¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas? (1968)
Philip K. Dick
 Los títulos con pregunta suelen funcionar bien y a mí este me encanta por todo el significado que tiene en la historia. Y que para la adaptación cinematográfica decidiesen cambiárselo por Blade Runner. Toma ya.
 



 El amor en los tiempos del cólera (1985)
Gabriel García Márquez 
 Este folletín no se podía titular de otra manera. Don Gabriel siempre encontraba el título más adecuado para sus novelas. Cien años de soledad, Crónica de una muerte anunciada… El que vale, vale. 
 




 Atlas de geografía humana (1998)
Almudena Grandes 
 Creo haber escuchado a Almudena Grandes decir en una entrevista que no se le daban nada bien los títulos y que este no se le había ocurrido a ella, sino que se lo habían regalado. Aunque parezca muy genérico (me encanta para un libro de microrrelatos), resulta muy adecuado para esta novela urbana sobre la vida de 4 mujeres. Por cierto, tiene otro que también me encanta: Malena es nombre de tango.





Remedio para melancólicos (1960)
Ray Bradbury
Encontrar un buen título para un libro de relatos es todavía más difícil. La opción más sencilla es utilizar uno de los cuentos para bautizar el libro. Si tienes un cuento que se titula así, es fácil decidirse. 


  

Milena o el fémur más bello del mundo (2014) 
Jorge Zepeda Patterson
Los premios Planeta tienen un objetivo claro: vender. Con títulos tan sugerentes como este, están mucho más cerca de conseguirlo. Ni idea de si la novela es buena o no, pero el título me encanta. Hasta puede que me la compre.





 Tranvía a la Malvarrosa (1997)
Manuel Vicent
Cuando una playa se llama Malvarrosa y para ir a ella tienes que coger un tranvía, no hay que darle muchas vueltas para encontrar el título perfecto. Sencillamente genial.






 Amor, curiosidad, prozac y dudas (1997)
Lucía Etxeberría
Las enumeraciones en los títulos suelen funcionar bien y esta a Lucia Etxeberría le quedó genial. Claro que por entonces todavía no se había vuelto majareta, ¿o ya lo estaba?




La soledad de los números primos
Paolo Giordano (2008)
Sugerente. Sonoro. Original. Significativo. El título ya me parece un microrrelato. Prueba a decirlo en italiano “La solitudine dei numeri primi”, a mí todavía me gusta más

 .

¿Y tus títulos favoritos? ¿Cuáles son? A ver si entre todos sacamos una lista maja con “Los mejores títulos de la historia de la literatura”.

lunes, 2 de noviembre de 2015

80º ASALTO: TODO VA BIEN (FINALISTA SEMANAL EN RELATOS EN CADENA)

 
 
 
Todo va bien
Vuelven a ser invisibles en cuanto sus hijos entran en el internado. De camino a casa apenas se dirigirán la palabra. Solo algún monosílabo a alguna pregunta despistada. Ella jugueteará con el móvil y él se concentrará en la carretera. Les espera una semana larga, en la que él se quedará hasta tarde en la oficina, alegando que está desbordado de trabajo. Y ella, sin tener apenas que cocinar, limpiará sobre limpio y buscará la compañía de algún canal de televisión. Hasta que, por fin, llegue el viernes y vayan a buscarlos, cogidos de la mano, fingiendo que todo va bien.
 
Microrrelato seleccionado esta semana en el Concurso Relatos en Cadena, de la Ser, en compañía de Las madres, de Asun Garate (que ha sido la ganadora) y Quizás un pupitre, de Raúl Guarían.

Podéis escuchar los relatos seleccionados esta semana aquí

lunes, 3 de agosto de 2015

COMALA: PARAíSOS LITERARIOS PARA ESTAS VACACIONES (III)

Comala a Juan Rulfo
¡Comala existe! Es un precioso pueblo de casas encaladas, clima templado y vegetación exuberante, situado en el estado de Colima, en México, que no se parece en nada al desolado escenario de muertos vivientes, o de vivientes muertos, vaya usted a saber, que Juan Rufo nos mostraba en su Pedro Páramo como “la boca del infierno”. Salvo en la presencia amenazante del volcán Nevado de Colima y en el recuerdo idílico que Dolores Preciado mantenía del lugar. Y en el nombre, claro.

Volcán Nevado de Colima


Plaza Principal
Pero los pueblos, como las personas, cambian. Así nos lo hizo ver Sabina en una de sus canciones: “En Comala comprendí que al lugar donde has sido feliz no deberías tratar de volver”. Algo que entendió muy bien Juan Rulfo, que después de escribir Pedro Páramo no se atrevió ya a publicar nada más. Caso extraño donde los haya.


Pero no nos pongamos melancólicos, que el Comala real es un alegre paraíso en el que hartarse de comer y beber en sus famosos “portales”, con la música de los mariachis de fondo. Así que ándele, ándele, venga a Comala y pruebe usted sus apetitosas “botanas”, el equivalente a nuestras tapas, emborráchese de su ponche de mezcal y sus licores de frutas,  saboree su magnífico café de olla, recorra sus calles empedradas, refrésquese en sus cascadas, cante sus corridos y baile una ranchera.

Y sea feliz mientras pueda, que las vacaciones, como la vida llega un día y se acaban. Así, de repente.
Portales


Botanas tipicas
Cascadas de Comala

Moneda: Peso
Clima: templado

Idioma: castellano  
Más información en: Pedro Páramo y El Llano en llamas, de Juan Rulfo; y en la Oficina de Turismo de México.



miércoles, 22 de julio de 2015

PARAÍSOS LITERARIOS PARA ESTAS VACACIONES (II): ÍTACA

 
 
Ítaca es una pequeña y tranquila isla, con forma de ocho, situada en el Jónico. Pero llegar a Ítaca puede convertirse en una auténtica Odisea, ya sea desde Atenas, atravesando el Peloponeso, por Patras y el puerto de Astakos, o vía Cefalonia. Además, no te vamos a engañar, comparada con cualquiera de las islas de los alrededores, en Ítaca tampoco es que haya gran cosa que hacer, ni sus playas son las mejores de Grecia, ni tiene valiosos restos arqueológicos, ni hay discotecas en las que bailar el sirtaki hasta las tantas. Te recomendamos pues que, como buen viajero, aprendas a disfrutar del trayecto, en el que atravesarás bellos escenarios y te encontrarás con criaturas mitológicas, como hermosas sirenas con grandes pechos y voz de Nana Mouskouri, bellas ninfas y esculturales adonis, lestrigones hambrientos y cíclopes cabreados. Todos con un único objetivo: que te quedes por el camino. Lleva dracmas, cuando llegues a Ítaca a lo mejor ya no te valen los euros y no vuelvas sin haber probado su famoso yogurt ni haberte emborrachado de ouzo, el auténtico elixir de los dioses.

Idioma: Griego clásico

Moneda: El euro o el dracma, ¿quién sabe? 

Clima:  Mediterráneo

Más información en “La Odisea”, de Homero, y en la oficina de turismo de Grecia.



jueves, 16 de julio de 2015

PARAÍSOS LITERARIOS PARA ESTAS VACACIONES (I): RIVENDELL



 


Esta ciudad refugio, situada en al oeste de las Montañas Nubladas, en un escarpado valle de la región de Eriador, es un destino muy apropiado para pasar los veranos. Su aire puro, sus bellos paisajes y sus famosas cascadas, muy apreciadas por sus propiedades curativas, en las que podrás bañarte entre elfos y elfas, lo convierten en un paraíso desestresante del que volverás como nuevo. Lo peor es que no hay vuelos directos y solo se puede llegar a pie, o a caballo, vía Oslo, atravesando el Bosque de los Trolls, pero el riesgo merece la pena. Lleva ropa de abrigo, ya que refresca por las noches, y cambia dinero antes de viajar, porque resulta prácticamente imposible encontrar un cajero automático. No te pierdas su sabrosa cerveza. Un último consejo: ni se te ocurra coger la excursión a Mordor, por muy barata que te la ofrezcan.

Idioma: Élfico. Moneda: Penique de plata. 



De la serie PARAÍSOS LITERARIOS PARA ESTAS VACACIONES: Puedes saber más acerca de este destino en las novelas "El Hobbit" y "El señor de los anillos", de J.R.R Tolkien.

viernes, 17 de abril de 2015

79º ASALTO: REFLEJO, (incluido en ”BALLENAS EN HORMIGUEROS”)



REFLEJO
La luz se enciende y alguien entra en la habitación. De repente lo encuentro enfrente de mí. Si me mira, le miro; si sonrío, sonríe; si llora, lloro. Y entonces, me pregunta: "¿Y tú, qué ves en mí?" Pero antes incluso de que comience a hablar, yo le estoy preguntando lo mismo. Los dos callamos: busco una respuesta, pero no puedo dársela. Cierro los ojos y él desaparece, pero cuando los abro todavía está ahí. Le digo: "Sólo veo un reflejo" y mientras hablo puedo leer esas mismas palabras en sus labios. Se marcha y yo le sigo, o al revés, porque no sabría decir cuál de los dos es el primero en salir huyendo, aunque intuyo que, por unas micromilésimas de segundo que el ojo humano no puede percibir, él es más rápido. La luz se apaga y la habitación se queda vacía.

El verano pasado tuve la fortuna de cruzar el charco con este microrrelato, que fue incluido en la antología hispanoamericana de minificción ”BALLENAS EN HORMIGUEROS”, de la editorial mexicana Editorial Ojo de Pez. Ahora la editorial ha publicado la versión digital de la antología en ISSUU para su lectura y descarga GRATUITA.  Si os apetece podéis leerla aquí.