jueves, 6 de abril de 2017

95º ASALTO: EL AFILADOR (2º PREMIO FERIA DEL LIBRO DE TRUJILLO

El afilador 
Hace semanas que el silencio se ha instalado en el pueblo. Las mujeres apenas hablan entre ellas y casi no salen de sus casas, pero todas dejan las ventanas abiertas esperando que la melodía entre en sus cocinas e interrumpa sus quehaceres.
Los días se acumulan unos sobre otros hasta que una mañana, por fin, a esa hora en que el sol golpea con fuerza el empedrado, la musiquilla, tan conocida, tan deseada, surge en la lejanía para recorrer, de arriba abajo, de abajo arriba, la escala musical y las calles del pueblo: el afiladoooor, el afiladoooor.
En cada casa la actividad se detiene, las mujeres se apresuran a ponerse lo primero que encuentran a mano. Bajan a la plaza y una tras otra van colocándose en fila, respetando un orden que no tardará en alterarse. Se miran de reojo, esperan su turno, vituperan a aquella que, con disimulo, intenta colarse. Con paciencia y determinación el afilador se limita a hacer su trabajo y saca brillo a las puntas, hasta que todas están servidas. Solo entonces, la normalidad regresa al pueblo, y las mujeres, con sus lenguas recién afiladas, tan felices, tan contentas, vuelven a despellejarse vivas.
    

Texto ganador del 2º Premio en el Concurso de Microrrelatos de la Feria del Libro del Trujillo. 

11 comentarios:

  1. Me gusta. Un poco ahí con las mujeres, pero no te lo esperas. Ya te criticaré por la espalda.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ja, ja, quizás no sea demasiado políticamente correcto en los tiempos que corren, pero si he sacado una sonrisilla, perdónamelo.

      Eliminar
  2. Genial!!! No me extraña que lo hayan premiado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Yolanda. Pues no te creas, sí que me extraña.

      Eliminar
  3. Ernesto, he recordado el sonido que lo tenía por ahí guardado.
    Felicidades.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por mi barrio sigue pasando pero con un altavoz y la melodía grabada en un MP3. Gracias.

      Eliminar
  4. Esos son los buenos finales, los inesperados. Muy bueno.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias. Aunque yo creo que los finales inesperados nunca lo deben ser tanto.

      Eliminar
  5. Muy bueno tu micro. Un poco perverso, pero genial. Enhorabuena, Ernesto. Un fuerte abrazo. Gloria Arcos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Reconozco que un poquito de mala leche tiene. Gracias, Gloria.

      Eliminar
  6. Lo mejor que he leído (y vuelvo a leer) esta semana. Sin ser cruel, es una lúcida e ingeniosa crítica a ese comportamiento humano.

    Saludos y saludes.

    ResponderEliminar

LA MICROENCICLOPEDIA EN AMANECE METROPOLIS

Esta mañana la Microenciclopedia se ha despertado en la Revista Cultural Amanece Metrópolis , que dedica una atención especial y continua...